Metodología Modular para los sistemas SCADA

La validación de un SCADA siempre supone un reto particular: ser capaz de adaptarse al ritmo de crecimiento del SCADA en su implantación, incorporando nuevas unidades de control, PLC’s, nuevos equipos, etc. Porque cada ampliación debe ser validada, incluyendo la cualificación de los nuevos elementos y la determinación de que no afecta a la base ya instalada.

En los proyectos de validación de sistemas SCADA en los que participa CSV Experts, apostamos por el hecho de que la validación considere los siguientes principios:

  • Modularidad
  • Escalabilidad
  • Homogeneidad
  • Agilidad

Para ello, ofrecemos una estrategia que distingue los elementos comunes de la plataforma respecto de los elementos que se ven afectados de nuevos proyectos. Con todo ello, definimos diferentes aproximaciones:

  • Validación de la plataforma base: ésta incluye los elementos comunes de funcionamiento y mantenimiento del sistema SCADA: gestión de la seguridad, registro y visualización de datos, emisión de informes, backup, etc. Con esta fase, solo es necesario cualificar una vez las funciones básicas del sistema.

  • Validación de cada célula de control o proyecto de forma individual: esta segunda fase supone el principal reto de implantación y validación, puesto que los elementos crecen continuamente. Para ello, apostamos por elaborar protocolos modelo que sean aplicables para cada nueva implantación.

De este modo, a partir de un esfuerzo inicial de validación, cualquier nuevo proyecto que se incorpore se podrá cualificar de forma ágil y partiendo de un estándar de compañía que sabemos que cumple con los requisitos regulatorios establecidos.

Diferentes proyectos nos avalan esta estrategia.

Consulta nuestro servicio para Sistemas Informatizados.

Descubra nuestra presentación corporativa